“El PACE marcó la diferencia entre quedarme con el cuarto medio a ser un estudiante universitario”

miércoles 28 de junio, 2017

“No sólo pude estudiar lo que yo quería, que es pedagogía en historia en la Usach, cosa que no habría logrado con el puntaje que obtuve en la PSU, sino que además cuento con un acompañamiento por esta casa de estudios para asegurar mi permanencia en la carrera. Realmente durante tercero y cuarto medio tuve no sólo el apoyo del PACE, sino que un preuniversitario de lujo. Así lo defino yo, y lo recomiendo pues para mi marcó la diferencia entre quedarme con el cuarto medio, a ser un estudiante universitario con proyecciones reales. Con el PACE yo entendí que soy capaz y lo estoy logrando”. Con estas palabras, el ex alumno del Liceo Misael Lobos Monroy de Graneros, José Olivares Valdivia, dio a conocer su experiencia durante el lanzamiento regional del Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior (PACE).

 

Respecto a ello, el seremi de Educación de la Región de O’Higgins, Hernán Castro Monardes, indicó que “la Gratuidad y el Programa PACE le están dando nuevas oportunidades de desarrollo a miles de jóvenes chilenos, que hoy ven que continuar sus estudios en la educación superior es posible y cuentan con el apoyo del Ministerio de Educación y por supuesto, del Gobierno, gracias a políticas que le están cambiando la cara al sistema de educación superior”.

 

Agregó la autoridad durante la ceremonia, efectuada en el Liceo José Victorino Lastarria en Rancagua, que miles de estudiantes de la educación técnica del país hoy tienen la posibilidad de estudiar la carrera que ellos elijan en una de las 29 universidades adscritas al PACE, donde cuentan con cupos garantizados gracias a esta iniciativa que es la tercera medida presidencial que se implementó en los primeros 100 días del gobierno de la Presidenta Bachelet, y que busca restituir el derecho a la educación superior a los estudiantes de los establecimientos educacionales más vulnerables de Chile.

 

Añadió Castro que “medidas como ésta, que se suman a la creación de la Universidad de O’Higgins, donde 7 de cada 10 alumnos estudia con gratuidad total, son iniciativas que unidas están aportando a construir una educación no solamente de calidad, sino inclusiva, donde las familias más vulnerables no tendrán que arrastrar la pesada mochila de financiar la educación de sus hijos”.

 

Cabe destacar que el PACE ha crecido aceleradamente en estos años, pasando de 69 establecimientos y cinco universidades, a 456 liceos y 29 instituciones de educación superior. Este año, más de dos mil jóvenes que fueron parte del PACE se matricularon en la educación superior, cuatro veces más que en 2016, cuando ingresaron 479 estudiantes. A nivel regional, el 84% de los jóvenes que postuló a la educación superior a través del PACE quedó en una de las universidades del programa, en especial en la Usach y Umce, las dos casas de estudios que cuentan con el programa de acompañamiento en la Región de O’Higgins.

 

En el 2015 la Región contaba con el programa en el liceo Industrial Pedro Aguirre Cerda de Rancagua; Liceo Misael Lobos de Graneros; Liceo Alberto Hurtado y Liceo Elvira Sánchez, de Mostazal, siendo la Usach la que tenía a su cargo la preparación y acompañamiento de los estudiantes. A ellos se sumaron en el 2016, el Complejo Educacional de Chimbarongo; Liceo Francisco Antonio Encina Armanet, de Las Cabras; Liceo Ignacio Carrera Pinto de San Vicente; Liceo Industrial y Liceo de Hombres Neandro Schilling de San Fernando; Instituto Politécnico y Liceo Municipal de Santa Cruz, y Liceo Comercial Jorge Alessandri, Liceo Industrial Ernesto Pinto Lagarrigue, Liceo Comercial Diego Portales, Instituto Tecnológico Minero Bernardo O’Higgins y Liceo Municipal José Victorino Lastarria, de Rancagua.